Hace poco la empresa de una amiga buscó la Consultoría de negocios porque quería implementar sus ventas. Este asesor, además de renovar la estrategia comercial de la empresa, les aconsejó en qué invertir. Una de las sugerencias de inversiones fue la criptomoneda, que se prevé cada vez irá ganando más valor.

La criptomoneda es un medio digital de intercambio. La primera criptomoneda que empezó a operar fue Bitcoin en 2009, y desde entonces han aparecido muchas otras, con distintas características y protocolos en tanto sea posible. Entre ellas están Litecoin, Ripple y Dogecoin. Al comparar una criptomoneda con el dinero fiduciario la diferencia más importante es la forma en que ningún grupo o persona puede apresurar la producción de dinero y usar este de manera ilegal o abusiva, pues solo se genera una cierta cantidad de unidades de manera colectiva, a una velocidad que está circunscrita a un valor definido previamente y conocido públicamente.

Así que ya sabes, investiga sobre el tema y valora la posibilidad de invertir en criptomonedas. ¿Quién sabe si dentro de un tiempo consigues más ganancias de las que pensabas? Eso sí, no hagas las cosas a lo loco. Piensa bien en lo que harás.