Que no se pierda la costumbre de recorrer tu ciudad en bici, y si es en una bicicleta electrica Yamaha, mucho mejor. Pues una bicicleta eléctrica requiere de sencillas habilidades de conducción para maniobrar con su motor enmarcado en el rango de 250 a 350 vatios, que se mantiene funcionando mediante el pedaleo. Si le confías todo al motor, este te conducirá a la tranquila velocidad de 25 kilómetros por hora, o si necesitas ir más deprisa pues tienes a tu disposición los pedales para acelerar hasta donde puedan tus fuerzas.

La bicicleta eléctrica cuenta además con un sistema de cambios de desarrollo, mediante el cual se puede seleccionar la distancia a recorrer con cada golpe de pedales. Eso sí, debes obedecer las normas de circulación que la Unión Europea ha establecido para este tipo de vehículo, entre las que está el que si tienen acelerador, este solo puede ser efectivo durante el pedaleo. También que el motor debe desconectarse a partir de los 25 kilómetros por hora, marcado como límite. La potencia no debe trascender los 250 Watts, y el peso no debe superar los 40 kilos, pues se incumplen estos parámetros se considerarán ciclomotores con licencia  de conducción obligatoria.