¿Cuántas veces nos ha pasado cuando nos ponemos a hacer bricolaje que hemos desperdiciado tornillos y tuercas por los apretones que les damos con el fin de que no se zafen? Si quieres haz click aquí para que conozcas las herramientas que evitarán que esto suceda.

Se trata de la llave dinamométrica, herramienta manual de precisión diseñada para medir el par de apriete con el objetivo de no dañar las tuercas y tornillos. Quizá te preguntes: qué es el “par de apriete”. Pues se trata del límite de fuerza que al que se necesita llegar para ajustar correctamente sin dañar la rosca o tornillo.

Las llaves dinamométricas ayudan a que evitemos las sobretensiones y deformaciones de las piezas, de lo que se deriva una clara conclusión: nuestros bienes durarán mayor tiempo y en mejores condiciones, lo que se traduce también en un importante ahorro para nuestra economía.

Hay varios tipos de llaves dinamométricas, están las que avisan por un clic, las que lo hacen por pérdida de fuerza de agarre y las que avisan por pérdida de fuerza de agarre sin sobrepasar la fuerza de apretado. En fin, que opciones hay muchas.